Inicio> Industria Alimentaria > Prensas para Vino
Cerrar

FILTROS

Marca


Precio






Más barato no lo encuentras

¿Alguna duda?

91 179 78 12

o escríbenos

Prensas para Vino

Las Prensas para Vino más baratas ¡están aquí!

Prensas para elaborar vino y sidra

Ilustración con tres coipas de vino

El prensado de la uva es básico para que puedas producir un vino de calidad.

El prensado consiste en la aplicación de presión por medio de una prensa tanto a uvas, como a racimos, orujos o restos del sombrero.

Este proceso tiene como objetivo la extracción el objetivo de extraer zumo, mosto o vino, mediante la separación de partes sólidas que forman la uva del jugo que tiene en su interior.

Ahí es donde entra en juego la prensa para vino.

La forma más indicada de escoger el tipo de prensa que mejor se va a adaptar a las necesidades de tu bodega o lagar es valorar primero el tipo de vino que quieres producir (blanco, tinto, rosado…) y la cantidad de entrada de uva que estás en condiciones de prensar cada día.

En esta sección te ofrecemos una amplia variedad de prensas de vino: manuales, hidráulicas y neumáticas con una capacidad de procesamiento que va desde los 2 kilos hasta casi media tonelada de fruta.

Estas prensas pueden llevar ruedas para facilitar su traslado por la bodega y están fabricadas en madera o acero inoxidable por las marcas más competentes.

Descúbrelas a los mejores precios.

¿Qué es una prensa del vino?

Es un dispositivo empleado en el proceso de producción del vino con el objeto de para extraer el zumo de uvas.

Aunque existen varios tipos de prensas utilizadas por los vitivinicultores, su funcionalidad específica es la misma en todas ellas.

La prensa emplea una presión controlada para liberar el zumo de la fruta (uvas en el caso de vino, manzanas en el de sidra). Dicha presión no debe romper las semillas de la fruta, ya que aportaría un exceso de taninos al vino.

La prensa para uvas suele estar situada habitualmente en el lagar en el que se recoge el vino.

Las prensas para vino también pueden utilizarse para elaborar sidra, ya que en cualquiera de los casos su función es la de aplastar y romper la fruta para extraer mosto.

  • En el caso de la sidra natural se emplean prensas de cajón mecánicas o hidráulicas discontinuas que se caracterizan por utilizar un tiempo prolongado de prensado (2-4 días).

    Durante este periodo se llevan a cabo diversos “cortes” de la masa de prensado con el objeto de facilitar la extracción del mosto e incrementar el rendimiento.

  • En el caso del vino, antiguamente se procedía al prensado de las uvas directamente tras la vendimia con el objeto de obtener el mosto (zumo de la Vitis vinífera).

Era habitual ver en las prensas de vino antiguas a personas descalzas pisando la recolección de uvas en recipientes perforados en el fondo. De esta forma se obtenía el primer mosto.

Hoy en día se utilizan despalilladoras y estrujadoras antes de pasar a la prensa. Una vez que se ha pasado por la despalilladora, el siguiente paso dependerá de si se quiere obtener vino tinto o blanco:

  • Vino tinto: Se vierte el mosto completo en los tanques de fermentación. El mosto se compone de jugo, el hollejo y las semillas. Los hollejos son los que aporten la coloración y taninos.
  • Vino blanco: Se debe trasvasar el mosto a una prensa para extraer todo el jugo y retener los hollejos y otras partes sólidas. Sin los hollejos, no se transferirá color al vino.

Analizar el mosto obtenido es la mejor manera de juzgar la calidad de una prensa para vino y el modo en el que debe ser utilizada.

La acidez, la alcalinidad de las cenizas -que representan las materias minerales-), los taninos, el hierro, etc., indican el grado de extracción de las sustancias del hollejo por comparación con el mosto yema. Los mostos-yemas son los mostos más finos, aromáticos, suaves y afrutados y, por tanto, de una mayor calidad, obtenidos de forma estática -por gravedad.

Encorchadoras
Depositos para Vino
 

Prensas Verticales

Son el tipo de prensa más más antiguo de las que se siguen utilizando hoy día.

En su favor hay que destacar la elevada calidad de los mostos o vinos que se obtienen con ellas, siempre que se trabaje bajo determinadas condiciones.

Estas prensas de vino están equipadas con una jaula vertical que contiene la masa de vendimia. Dicha masa es presionada por un plato que desciende verticalmente, bien mediante un dispositivo mecánico de tornillo o husillo, accionado antiguamente de forma manual, bien por medio de un motor eléctrico o gracias a un dispositivo hidráulico.

El mosto o vino extraído a causa de la presión sale al exterior a través de los orificios que lleva la jaula en sus laterales y se recoge en la base de la prensa, con forma de bandeja.

Este tipo de prensas son difíciles de desplazar. Suelen estar ubicadas de forma fija en la bodega, de modo que lo habitual es transportar hasta ellas la vendimia para proceder a prensarla.

La mayoría de los procesos en todas las prensas verticales son lentos y minuciosos: para extraer todo el jugo a las uvas hay que realizar varios prensados sucesivos, la carga y descarga entraña cierta incomodidad, el desmenuzamiento de la torta de orujos extraída del sombrero suele ser manual…

Dentro de las prensas verticales, las hay de varios tipos. Las más comunes son:

Prensas de husillo

Antiguamente el modo de presión era exclusivamente manual. En la actualidad funcionan mecánicamente.

Las prensas de este tipo no suelen ser demasiado grandes, por lo que pueden moverse, permitiendo cargar de vendimia sin tener que llevarla hasta ellas.

Cuando son de gran tamaño, 3 o más metros de diámetro, entonces se conocen como prensas “champaneras” por ser tradicionales de la región de Champagne, al noreste de Francia.

Son prensas que se suelen utilizar preferentemente para vinificaciones artesanales.

Su ventaja frente a otros tipos de prensas es que la presión que efectúan sobre la uva es muy suave. Esto provoca que los mostos o vinos obtenidos sean de gran calidad, mezclándose posteriormente con el mosto o vino yema. Además, el líquido obtenido con esta prensa tiene pocos fangos.

El prensado que realiza suele ser muy eficaz para sacar partido a vendimias defectuosas o con un ligero nivel de podredumbre.

Como inconveniente hay que resaltar que, al estar abiertas por los laterales, están sometidas a aireaciones que no suelen ser beneficiosas en la producción de vino a causa de la oxidación que provocan.

No obstante, este tipo de prensa altamente recomendable para elaboraciones artesanales que procesen poca cantidad de vendimia o para prensado de pastas tintas.

Prensas hidráulicas verticales

Se trata de prensas verticales con una estructura similar a las anteriores. La única diferencia es que están provistas de un dispositivo hidráulico que baja o sube la plataforma de prensado.

Prensas Horizontales

Este tipo de prensas surgió a partir de las verticales, solo que la disposición de su jaula es horizontal, giratoria y está dotada de un dispositivo de presión de fácil desmenuzamiento.

Este dispositivo facilita mucho las operaciones de prensado, al realizar la extracción a menor presión y de forma más rápida, completando un ciclo de trabajo mucho más reducido que en el caso de las prensas verticales..

Con estas prensas el rendimiento es más elevado, pero los mostos y vinos aparecen más cargados de turbios. El motivo es que se reduce el espesor de la torta de orujo que deben atravesar y que realiza labores de filtro.

La presión se va haciendo en sucesivos ciclos de prensados y desmenuzados. En cada ciclo la presión van siendo creciente y superior a la del anterior ciclo hasta alcanzar una presión máxima de 9 kg / cm².

Este proceso se realiza generalmente mediante un programa de prensado automático preestablecido, cuya duración es de unas 2 a 3 horas.

Con él se logran unos vinos o mostos con un nivel de turbidez de unas 500 NTU - abreviación de Nephelometric Turbidity Unit , que es la unidad en la que se mide la turbidez de un fluido- e inferior al 10 % de turbios sólidos obtenidos por una sedimentación estática.

Dentro de las prensas horizontales también hay diversas variantes:

  • Jaula giratoria: Con tornillo interior fijo; tornillo interior giratorio; tornillo exterior fijo, dos platos de presión; un plato de presión…

    En este tipo de modelos los extremos del cilindro llevan dos coronas dentadas en las que engranan sendos piñones accionados mediante un motor eléctrico provisto de engranajes reductores.

    Esto motiva que la jaula pueda girar generalmente a dos velocidades: una rápida, de acercamiento o desmenuzado, y otra lenta, de presión, a 1 a 3 r.p.m.

  • Jaula de prensado: De forma cilíndrica horizontal y con una proporción de cilindro de mayor altura que el diámetro.

    Está construida con barrotes de madera fijados exteriormente sobre un conjunto de aros.

    Estos aros pueden ser metálicos, de poliéster reforzado con fibras de vidrio o de acero inoxidable perforado con ranuras fresadas de 2 a 4 mm de anchura por de 20 a 60 mm de longitud.

Los modelos de prensas horizontales son:

Prensa mecánica y prensa hidráulica horizontal

Consisten en una jaula perforada horizontal, generalmente fabricada en madera, en cuyo interior lleva dos platos que se acercan o alejan, dependiendo del sentido de giro de la jaula.

La vendimia se sitúa entre los dos platos. Al acercarse éstos por causa del giro, se produce el prensado y salida del mosto en dirección a una bandeja inferior.

Hay otros modelos que llevan solo un plato de compresión. Su funcionamiento es similar a la anterior, aunque el prensado es un poco más lento al disponer de un solo plato.

Este modelo específico lleva también un sistema de cadenas incorporado al eje, que desmenuza la torta y que, al girar, facilita su descarga.

Estas prensas mantienen una presión de prensado relativamente débil.

Suelen estar construidas en acero inoxidable y van provistas de una carcasa cerrada que disminuye la entrada de aire y, por tanto, las oxidaciones.

También hay modelos provistos de programadores que modifican la velocidad de prensado y la detienen al alcanzar un determinado nivel de presión.

Su funcionamiento puede ser mecánico o hidráulico y, en el caso de los modelos más modernos, los procesos de carga, prensado y descarga están automatizados.

El manejo de este tipo de prensas es mucho más cómodo, ya que el giro y las cadenas facilitan el desmenuzamiento automático de los orujos y su posterior descarga.

Por el contrario, el prensado proporciona más fangos que las prensas verticales debido a la presión irregular ejercida por las cadenas.

Prensas de membrana

Son también prensas de eje horizontal, pero actúan mediante el hinchamiento de una bolsa axial interior, fabricada en caucho grueso o nailon y adosada al interior del cilindro de acero inoxidable.

El prensado se consigue debido a la presión interior ejercida por la bolsa, que oprime la vendimia contra la jaula cilíndrica, en cuyo interior hay unas ranuras a través de las cuales circula el mosto.

Pueden ser hidráulicas o neumáticas, en función de que el hinchamiento de la membrana se realice por medio de agua a presión o con un compresor de aire.

En el caso de que se apliquen varios ciclos de prensado consecutivos con presiones cada vez mayores, entre cada ciclo se deshincha la membrana para que se esponje la pasta, volviéndose a hinchar a continuación.

Este funcionamiento es totalmente automático.

La torta de orujo se libera mediante la rotación de la jaula.

Puedes encontrarte con distintas disposiciones de la membrana:

  • Concéntrica al eje longitudinal (prensa axial o de pulmón central): en este caso presiona la vendimia contra la totalidad de la superficie del tambor giratorio y perforado.
  • Situada en la parte inferior del tambor: Se presiona la vendimia contra el lado opuesto, que va perforado.

Pueden existir también otras disposiciones de la membrana, pero el funcionamiento es similar en todas ellas.

Este tipo de prensas son de presión débil bien repartida en toda la masa, por lo que da mostos de gran calidad. Tampoco produce fangos debido a la ausencia de partes mecánicas que ejerzan acciones de frotamiento o desgaste.

El proceso se produce sin ningún contacto con el aire, ya que la membrana se adapta a la masa, con lo que los riesgos de oxidación del vino son mínimos.

Su mayor ventaja es que su funcionamiento está absolutamente automatizado, con lo que su manejo es muy cómodo.

Prensas Continuas

Son las más adecuadas para procesar enormes cantidades de vino, incluso hasta más de 100.000 kg / hora. Requieren de poca mano de obra y muy poco gasto energético.

No obstante su utilización se ve amenazada –e incluso prohibida en determinadas Denominaciones de Origen- debido a la baja calidad de los mostos o vinos obtenidos.

Esta producción de vino contiene un elevado porcentaje de materias vegetales en suspensión y, debido a las elevadas presiones que se utilizan, los vinos resultantes son más amargos, vegetales, coloreados, ricos en taninos y de pH más elevado.

Evidentemente, su mejor cualidad es que sirven para elaborar grandes volúmenes de un vino en el que a veces la calidad no es un factor fundamental.

Este tipo de prensas tiene las siguientes variantes:

Prensas de tornillo sin fin

Funcionan mediante un tomillo helicoidal sin fin que empuja en su movimiento de giro a la vendimia contra un obturador móvil está situado en la parte opuesta a la entrada de la uva.

Dicho obturador viene a ser una compuerta que permanece cerrada hasta el momento en que se alcanza la presión deseada.En ese instante se abre para que salga la torta de orujos.

Con las Prensas de tornillo sin fin el tratamiento de la vendimia es más rudimentario que en otros tipos de prensas. Eso hace que la calidad del mosto sea inferior. Sin embargo, el proceso de extracción del mosto es francamente rápido: hasta 50.000 kg/h.

Prensas de pistón

También funcionan mediante un tornillo sin fin, pero éste, además de girar, avanza en línea recta a lo largo de un cilindro UB de rotación simultánea. Este funcionamiento se asemeja al de un pistón y de ahí su nombre.

La masa prensada cae en la zona del tomillo sin fin, totalmente retraído. Este gira y la empuja hasta formar un tapón compacto.

Una vez que amalgamado el tapón por efecto de varias repeticiones del movimiento de presión, el pistón se desplaza empujando la masa hacia la compuerta de salida.

Esta se abre y elimina los orujos, volviendo automáticamente a su posición inicial para repetir el ciclo.

Su funcionamiento mejorará ostensiblemente si la prensa va provista de un preescurridor para disminuir los restos de líquido.

La disminución del rozamiento cuando el tomillo sin fin actúa como pistón da lugar a mostos con mucho meno fango.

Prensa de sin fin-membrana

Esta variante de las prensas continuas de tornillo se caracteriza por el acoplamiento de una membrana que ejerce la acción de prensado entre el eje central y la espiral del sin fin.

Esta membrana toma forma troncocónica al hincharse, presionando intensamente la vendimia a medida que va avanzando hasta agotar los orujos.

Acto seguido, el tornillo sin fin empuja la vendimia a impulsos, coincidiendo con la descompresión de la membrana.

Este sistema combina la compresión neumática con la continuidad mecánica, obteniendo mostos de mejor calidad que la prensa de tomillo sin fin clásica, aunque el rendimiento es evidentemente menor.

Etiquetadoras de Botellas
Medidores para Vino
 

Prensas de bandas

Son el último desarrollo tecnológico en prensas para vino.

La vendimia pasa entre dos cintas o banda horizontales de tela impulsadas y comprimidas por unos sistemas de rodillos. La masa se filtra primero a través un escurridor hecho también de bandas.

La pasta sólida que queda se deposita sobre la cinta inferior, formando una capa de poco espesor que a su vez es comprimida por otra cinta cuyo movimiento giratorio es en sentido contrario y a distinta velocidad.

El mosto filtrado se recoge en bandejas situadas a lo largo del recorrido de las bandas y la última pareja de rodillos comprime a fondo los orujos hasta el agotamiento total. Al separar las telas, unos rastrillos de teflón van eliminando el orujo de las mismas, procediéndose posteriormente al lavado con cepillos y duchas de agua a presión.

Este tipo de prensas proporciona un mosto de gran calidad a causa de su suave prensado.

Por el contrario son muy caras, siendo solo rentables a la hora de procesar grandes cantidades de uva.

Además generan una mayor cantidad de fangos debido a la supresión de la autofiltración del mosto en la masa de la vendimia, provocan oxidación, ya que van abiertas, y son muy delicadas, puesto que requieren que la vendimia esté bien despalillada para que las bandas no se rompan.

Catálogo de Prensa de Vino en Maquinaria10

En este catálogo puedes encontrar información muy útil, presentada tal como la facilitan los fabricantes.

Incluye diversidad de productos y modelos.

Son tantos, que algunos no han podido ser seleccionados para estar en nuestra tienda.

Si te interesa cualquiera de ellos, llámanos.

 

Más información

Si, además, estuvieras interesado en otros productos relacionados con la enología o la viticultura, te proponemos que visites nuestras secciones:

Una excelente relación calidad/precio

En Maquinaria10 encontrarás la más nutrida selección de Prensas para Vino de diversos fabricantes: Ausavil, InVia … Una oferta que cubre las necesidades de cualquier tipo de negocio.

Pero, si aún te queda alguna duda o consulta que realizar, te proponemos que nos escribas a contacto@maquinaria10.com o nos llames al 91 179 78 12. Así podremos informarte acerca de los modelos de Prensas para Vino más convenientes para tu negocio.

Estaremos encantados de atenderte.

Cuchillo y tenedor

Envío Gratis

M10, los mejores precios para profesionales y empresas

Arbitraje de Consumo

Síguenos:

Facebook
Twitter
Instagram